DUNGEONEER, ESA PEQUEÑA JOYA

header-1

dungeoneer 2

Dungeoneer es una pequeña joya de los juegos de mesa que quizás por su primer libreto de reglas, farragoso y complicado, no llegó a tener la fama que merecía. Os hago una reseña del mismo por si aún encontráis copias del mismo (no es fácil), porque creedme, merece la pena. Como leí una vez en un foro de juegos, Dungeoneer es el Descent de bolsillo, y no  puedo estar más de acuerdo con dicha afirmación.

Dungeoneer es un juego diseñado por Thomas Denmark para Atlas Games. En España, fue Edge Entertainment la compañía encargada de traducirlo y publicarlo, lo que hicieron con dos de sus sets: La Tumba del Lord Liche y La Guarida de los Demonios. Lamentablemente, nunca se llegaron a publicar el resto de sets y mini-sets que si lo fueron en ingles.

El juego se basa en cartas, muchas de ellas y de diferente tipo: cartas de héroes, de mapa, de encuentro, de perdición, de bendición, de objeto…cada carta tiene una utilidad y es necesario aprender bien que hace cada una.  La partida se va jugando por asalto, y cada asalto esta compuesto por los turnos de cada jugador. Pero, y aquí radica la gracia del asunto, cada jugador es héroe y “dungeonlord” a la vez. Es decir, cuando nos toca nuestro turno, no sólo moveremos a nuestro héroe por el mapa, tratando de evitar monstruos y de completar nuestras Búsquedas, sino que además tomamos momentáneamente el papel de “Directores de Juego”, “Dungeon Masters” o como queráis llamarlo, y lanzaremos nuestras propias hordas de monstruos y de perdiciones (conjuros y efectos malvadetes) contra nuestros adversarios.

dungeoneer4

El Mapa se va creando a través de cartas. Cada jugador puede poner una (o mas) cartas de Mapa sobre la mesa, siguiendo unas reglas muy sencillas (de forma que ninguna parte del mapa pueda quedar innaccesible) , siendo estas las que conforman las habitaciones (o lugares)  y pasillos (o caminos) del mismo. Después, los héroes las irán recorriendo y acumulando Gloria (puntos de color verde) y Peligro (puntos de color rojo). En cada turno, el jugador puede GASTAR puntos de Peligro de los demás contrincantes (nunca los suyos propios) para lanzar encuentros (criaturas y trampas) contra sus adversarios, y cartas de Perdición. Por contra, sus puntos de Gloria serán  utilizados en su fase de Héroe para poder jugar Objetos y Bendiciones (o sea, las cosas chachis) que harán su misión mas fácil y llevadera. Una mecánica muy sencilla pero muy eficiente (se ganan y gastan puntos de Peligro y de Gloria constantemente, con lo que prácticamente no hay turno en el que no puedas jugar alguna carta)

Cada jugador tiene que completar tres misiones para ganar la partida. Las misiones son de varios tipos, muy variadas, aunque tienen el elemento común de que se realizan siempre en alguna “habitación/lugar con nombre” del mapa:  El Trono de la Perdición, la Cámara de Convocación, etc. Evidentemente, por la dinámica aleatoria de robo y colocación de cartas, puede que la habitación/lugar donde cumplir tu misión tarde en salir. Ese es un aliciente mas del juego: colocar tus cartas de mapa favorables lo mas cerca posible de tu héroe, y las que benefician a tus contrincantes lo mas lejos posible de ellos.

dungeoneer3En el juego también es posible enfrentar héroes contra héroes, lo que proporciona una manera mas de ganar la partida: ¡no dejes un solo héroe en juego! Mediante el uso eficiente de tus cartas de Encuentro y de Perdición, puedes hacer mucha pupa a tus contrincantes, y ademas siempre tienes la posibilidad de enfrentarte en duelo directo con cualquiera de ellos si compartís la misma habitación/lugar del mapa. ¡A palos!

dungeoneer1

Cabe destacar que los héroes tienen niveles. Se empieza en el nivel 1, claro, y subes de nivel cada vez que completas una Misión. Al completar la ultima Misión pasas a nivel 4, aunque como se termina la partida no podrás “disfrutar” de las ventajas de dicho nivel; pero si tienes algún set EPIC (por desgracia, solo en inglés) puedes continuar jugando desde el nivel 4 hasta el 6. Los sets LEGENDARY (también sólo en inglés) te llevan hasta el nivel 9.  Cada Héroe tiene una puntuación de ataque cuerpo a cuerpo, de magia y de movimiento, con lo que se cubre sus características de combate y su capacidad de movimiento por el dungeon. Ademas tienen una capacidad Especial, que es una Bendición que pueden jugar en cualquier momento.

Actualmente, como comentamos antes, en español solo hay traducidos dos sets, ambientados en el interior de dungeons puros y duros. En ingles se pueden conseguir los mini-sets de Haunted Woods of Malthorin (2004) y de Den of the Wererats (2004), ambos expansiones mas pequeñas que el set habitual y pensadas para ser jugadas junto a una de éstas. Ambas son exteriores (la primera se desarrolla en bosques y la segunda, en la ciudad). Ademas tenemos los sets standard de Dragons of the Forsaken Desert (2005) y Realm of the Ice Witch (2005), ambos exteriores tambien, el primero desierto, el segundo tundra helada. Si queremos ir mas allá del tercer nivel, podemos hincarle el diente a Call of the Lich Lord (2006) para subir hasta el sexto, y a Wrath of the Serpent Goddess (2007) para llegar hasta el noveno, clasificados como Epic y Legendary respectivamente.

Como decía al principio, una de las cosas que ha lastrado, quizás, al juego, son sus reglas. El reglamento original y que se tradujo para la versión española es sencillamente atroz. Las dudas y confusiones al leerlo son continuas y mucha gente ha acabado abandonando el juego debido a ello. Se lanzaron varias correcciones de las reglas hasta llegar a la 2.3b, en ingles e inédita en español, que clarifica muchísimo el juego y que es absolutamente imprescindible para poder jugarlo.

Yo soy muy fan de este juego y creo que darle una oportunidad. Ideal para partidas rápidas, divertidísimo para 3 o 4 jugadores pero igualmente jugable con dos. Muy recomendable. 

Os dejo un link a las reglas actualizadas del juego en inglés. Con ellas el juego queda perfectamente claro. ¡Que disfrutéis vuestras andanzas en Dungeoneer!

Reglas 2.3 para dungeoneer (En ingles)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *