MIDDLE EARTH QUEST, RESEÑA RÁPIDA

Imagen

Hace unos días me encontré un post en una de mis redes sociales donde comentaban cuales eran los mejores juegos de tablero / cartas que habían aparecido para el mundo de El Señor de los Anillos, la Tierra Media.

Aunque Viajes por la Tierra Media fue mencionado casi de inmediato, algunos recordaron Middle Earth Quest, que publicó Devir Iberia hace ya unos cuantos años. Recuerdo que compré este juego en cuanto salió porque había leído buenas críticas de él en su versión inglesa.

La verdad es que no me arrepentí. Middle Earth Quest es un juego increíblemente inmersivo en el universo del profesor Tolkien, recreando con mimo y respeto los acontecimientos inmediatamente anteriores a la Guerra del Anillo, y es una delicia para cuatro jugadores, pues es semi-cooperativo: tres serán héroes de los Pueblos Libres y uno se vestirá con el manto de Sauron, para entorpecer e impedir el avance de éstos.

Os posteo a continuación mis impresiones iniciales tras la primera partida, que jugué hace algún tiempo con el mejor grupo de jugadores posible: ¡mi familia!

Cual ha sido mi sorpresa al jugar una partida de “iniciación” y descubrir que todos nos entusiasmamos con él. No sólo por sus exquisitas componentes (figuras con gran detalle, cartas bellamente ilustradas, un ENORME mapa de todo el noroeste de la Tierra Media que te deja boquiabierto) sino porque a pesar de sus buenas mas de treinta paginas de reglamento, el juego no es nada complicado. Si, hay algunas mecánicas que hay que aprenderse jugando y que pueden costar un poco al principio, pero en lineas generales es un juego simple de jugar (y difícil de dominar, aunque esa ya es otra cuestión)

ImagenEl juego en si, se desarrolla entre los 17 años que transcurren entre el cumpleaños de Bilbo y el comienzo de la Guerra del Anillo. Son años oscuros donde Sauron esta preparando sus fuerzas y los Pueblos Libres aun no son plenamente conscientes del peligro que se les avecina: aun así, un grupo de Héroes se aventuran por toda la Tierra Media para frustrar los planes del Enemigo y así dar tiempo a los ejércitos del Bien a prepararse.

En el juego hay dos bandos diferenciados: el de los Héroes y el de Sauron. Sauron es llevado por un solo jugador, mientras que los héroes son llevados cada uno por un jugador (hasta un máximo de tres heroes) . Y los Héroes trabajan cooperativamente, es decir, ellos ganan o pierden la partida como un equipo. Por eso, es vital la compenetración a la hora de planificar las misiones y acciones de cada uno. De nada sirve si uno de los Heroes triunfa cual Llanero Solitario si los otros dos caen ante las artimañas de Sauron: al final, todos perderán la partida. Por eso los Héroes deben estar dispuestos a realizar sacrificios por el bien común, si eso fuera necesario y si de esa forma su victoria se asegura un poco mas. Por otro lado, Sauron juega solo y tiene a su disposición un arsenal de efectos y criaturas que lanzar contra los Héroes. Estos nunca estarán seguros estén donde estén y la labor de Sauron es entorpecer sus avances a toda costa.

El juego se desarrolla pues en turnos (siendo cada turno un año) que van progresando en el marcador de Historia. Los Héroes avanzan dos casillas automáticamente por turno, pero Sauron, que tiene tres marcadores, avanza solo gracias a sus cartas de Trama (ver mas abajo) . Cada bando (Héroes y Sauron) recibe al principio de la partida una carta de Misión que debe tratar de cumplir como sea. Si al llegar al final del juego (la Conclusión) el bando que va en cabeza (tiene la Dominancia, o sea, sus fichas de Historia por delante de la/las de sus enemigos) ha podido cumplir los parámetros de dicha misión, gana la partida. Si no se da dicha circunstancia, el juego provee también una mecánica para que haya un ganador: un combate entre un Nazgul y un Héroe (de largo lo peor del juego, ya que es un final absolutamente anticlimático)

El juego no tiene dados. Cada Héroe tiene una provisión de cartas que utiliza para todo: para viajar entre localizaciones, para contabilizar el daño que recibe, y como cartas de combate cuando se enfrenta a monstruos. Por tanto, cada Héroe debe optimizar sus recursos en cada turno, ya que si se queda sin cartas estará Derrotado y no podrá seguir actuando (no muere, pero queda fuera de juego el resto del turno). Mediante sus cartas el Heroe viaja a diferentes localizaciones, y en ellas las explora para completar búsquedas, buscar consejo de grandes personajes como Gandalf o Elrond, y obtener Favor. El Favor es la “moneda básica” del juego, importantísima, y es usado entre otras cosas para desbaratar las tramas de Sauron. Cuanto más Favor tienen los personajes, mas posibilidades tienen de destruir las tramas de Sauron y por lo tanto, de que la ficha del bando de Héroes tenga la Dominancia, uno de los dos factores imprescindibles para ganar la partida.

En cuanto al Enemigo, dispone de varios tipos de cartas y monstruos para arrojar a los héroes: Cartas de Sombra, Cartas de Peligro, Criaturas como Orcos , Arañas o incluso ¡el Balrog! y sus sirvientes; los Nazgul, el Rey Brujo o Gothmog. Sauron tambien tiene sus cartas de Trama, que son las que le permiten avanzar sus fichas de Historia y asi ponerse en cabeza (la Dominancia) frente a los Heroes. De ahi el comentario anterior de que es importantísimo para los Heroes romper las Tramas de Sauron e impedirle avanzar. Pero igualmente, Sauron debe proteger las localizaciones a las que hacen referencia sus cartas de Trama para impedir que los Héroes lleguen a ellas y gastando el favor pertinente, “destruir” dicha carta de Trama. En ese sentido, Sauron debe ser cuidadoso a la hora de planificar la colocación de sus monstruos y tener claro cuando jugar sus cartas de Peligro de forma más satisfactoria.

En resumen, un turno se juega iniciándolo Sauron, que dispone de varias acciones para poder entorpecer y derrotar a los Héroes, y que debe jugar cuidadosamente sus recursos y sus cartas de trama de la forma mas favorable para conseguir su misión, y para tener la Dominancia (ir en cabeza en el marcador de Historia). A continuación, los Héroes viajan por las localizaciones de la Tierra Media para explorarlas y así obtener recompensas, fichas de Favor para destruir las tramas de Sauron y completar Búsquedas, que proporcionan recompensas valiosas.

El juego presenta un numero enorme de cartas de distinto tipo y tamaño, pero enseguida se distinguen y se aprenden a usar. Asimismo, los Héroes disponen de cuatro habilidades básicas con un valor númerico que indican lo buenos que son en cada una. También tienen una “habilidad especial” única para cada uno (por ejemplo, Eometh el Rohirrim empieza la partida con un caballo, lo que le permite desplazarse mas rápidamente a menos costo de cartas)

Una partida puede completarse en tres horas o menos y gracias a todas las posibilidades de acción que tienen cada uno como bando la diversión esta asegurada.

Concluyendo: un juego con muchas posibilidades, con una presentación y calidad magnificas, unas mecánicas muy interesantes y que consigue plasmar el conflicto de los Pueblos Libres y Sauron de forma notable.

Nota: actualmente este juego está descatalogado, pero es posible adquirirlo aún en el mercado de segunda mano. Yo lo recomiendo encarecidamente si eres fan del maravilloso mundo del profesor Tolkien. Y si no…también, porque es verdaderamente divertido jugarlo. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *